Manualidades divertidas para los niños

Una manualidad no es sólo un trabajo bien hecho, es un momento compartido, de encuentros y de unión. Se trata de pasar un buen rato con los hijos, reírse con las equivocaciones, emocionarse con los resultados, y divertirse con el esfuerzo en conjunto.

Las manualidades estimulan la creatividad y el desarrollo de los niños. A ravés de sus creaciones pueden expresarse igual que lo hacen con los juegos o la pintura.

Los comentarios están cerrados.